Archive for the ‘Curiosa’ Category

La dificultad
marzo 4, 2010

Mi mamá es una de las personas que más quiero en el mundo. La admiro mucho porque, además de ser una luchadora incansable contra las circunstancias resultó ser una videojugadora excepcional.

Es cierto: no conozco ninguna otra persona en el mundo que se haya pasado Bomberman de NES en una sola sentada, y disfrutando cada escenario (Ok, estoy exagerando un poco). Es la mejor jugadora de Puzzle Bobble (Bust-A-Move) que conozco, sobre todo la versión de Neo-Geo. Incluso alguna vez me mostró orgullosa una pantalla extra que sale cuando te terminas el juego con un buen puntaje, en la cual te dicen que escribas a cierta dirección de correo con tus datos para que la gente de Taito te envíe una camiseta promocional. Es una lástima que la promoción hubiera caducado para el momento en que la vimos.

Sobre todo esto es la historia que les quiero contar hoy. (más…)

Pasando por no-nerd
febrero 25, 2009

Les voy a contar una anécdota que se me sale por los poros.  Fue el día en que preferí pasar por ignorante, por equivocado, por simple mortal con tal de no revelar lo nerd que soy.  Esta es la historia:

Pleno 14 de febrero, cumpleaños de mi adorada socia Lite.  Celebrábamos en la casa de ella, haciendo las cosas usuales: reírnos, escuchar música y jugar Ritmo.

Creo que así se llama el juego, Ritmo.  Para los que no lo conocen voy a tratar de dar una explicación lo más normal posible:

La persona que empieza el juego debe cantar un estribillo solicitando a las demás personas nombrar elementos que pertenecen a un conjunto.  Las demás personas deben, siguiendo el ritmo del juego, nombrar en orden cada una un elemento del conjunto.  La persona que se equivoque, que no siga el ritmo o repita un elemento que ya han dicho los otros pierde y es penalizada (léase: trago).  Por ejemplo, una de las cosas que podrían salir sería como “pintores famosos”, y las personas empezarían a decir, en orden cosas como: Botero, Picasso, Escher, Magritte, etc. hasta que alguien se equivoque o repita.

Volviendo a la anécdota, ese día jugábamos Ritmo.  Éramos muchas personas, aunque no habían llegado todos los invitados.  Una persona propuso el tema: “Planetas” .  La ronda iba lejos de mí, no tenía mucho de qué preocuparme.  Empezaron a decir planetas: Tierra…  Júpiter…  Saturno…  Mercurio…

Hasta que alguien dijo: ¡PLUTÓN!

Esa palabra causó mi risa instantánea que fue expulsada en una carcajada de esas que se me escapan todo el tiempo.  Algunos de mis lectores ya sabrán de qué me reía.  Pero mis compañeros jugadores de Ritmo voltearon a verme con cara de estupefacción y asombro.  Ninguno entendía de qué me reía.

En ese momento supe que estaba solo, que no debía explicar, que debía huir de esa situación lo más pronto posible.  Me imaginé a Sheldon Cooper (de The Big Bang Theory) tratando de explicarles a todos la razón de mi risa.  Lo único que acerté a decir en ese instante fue algo así como: “Jejeje, ups, perdón.  Es que le entendí otra cosa”.  Aparentemente todos creyeron lo que dije, y el juego continuó sin más interrupciones.

Puede que tú, apreciado lector, no sepas aún el motivo de mi risa de ese día.  La primera razón por la que me reí es porque soy nerd, y no quise explicarle a nadie porque gastaba menos energía fingiendo ser ignorante.

La segunda razón por la que me reí es porque yo fui el único que recordó en ese instante que Plutón ya no es un planeta.

Ajiaco
febrero 9, 2009

Ingredientes:

  • 1 pechuga grande de pollo.
  • Aproximadamente muchas papas (unas 4 lbs de parda, 2 lbs de amarilla y 2 lbs de colorada han de ser suficientes).
  • 1 manojo de Galinsoga privaflora (guascas, imprescindible, que sin esto no sabe a nada).
  • Pimienta entera, para molerla en casa.
  • Sal.
  • Crema de leche.
  • Mazorca (totalmente opcional y omisible).
  • Alcaparras (definitivamente innecesarias).

(más…)

Predicciones
marzo 29, 2008

El profesor Javier Semanate Solís sabe muchas cosas (fue él quien me enseñó a bailar, considerado esto como una noble hazaña). Entre otras cosas, tuvo un arduo entrenamiento con chamanes y charlatanes indígenas, expertos en hacer creer a la gente que su destino puede ser predicho y modificado. Alguna vez me demostró, a través de la lectura de la mano de una amiga nuestra, que era perfectamente posible hacer una predicción tan genérica que cualquier persona se sintiera identificada con ella. Fue asombroso, a la vez que triste darse cuenta de que los charlatanes existen.

Desde ese día no pude volver a confiar en las supuestas predicciones (léase tarot, horóscopo, quiromancia, oráculos varios, etc) que aseguran más del 99.9% de confiabilidad.

Hasta (posiblemente) hoy…

En la edición en Internet del semanario El Espectador (http://elespectador.com), estratégicamente ubicado, estaba un pequeño recuadro que menciona elTarot del día. Con cierta curiosidad, hice clic en el vínculo de mi signo, Géminis. Pude leer lo siguiente:

La Inmortalidad representa la renovación. Considerada un instrumento de cambio en tu vida puede ser duro de aceptar, porque eres un animal de costumbres y te resistes a los cambios que incluso has planeado. O bien, cuando finalmente logras una transformación en tu vida y en tu conducta, sigues añorando las viejas costumbres. También partir es una pena, puesto que te atas a todo. No quieres perder nada de lo que te pertenece, pero entre lo antiguo y la maduración de lo nuevo hay que resistir un período de negra aflicción para superar esa etapa del autoconocimiento.

Estoy confundido: no sé si esta predicción es tan genérica que cala en la vida de cualquier persona en cualquier momento de su vida; o es tan precisa que supo por lo que yo (como supongo estarán todos los demás geminianos) estoy pasando en este momento. Me hace dudar.

Extrañamente, este párrafo resume lo que está pasando actualmente en mi vida. ¿Coincidencia?

Además, es el primer medio en Internet que me llama “Animal” de frente.

Burlando el polígrafo
mayo 24, 2007

ACTUALIZACIÓN: El contenido y la dirección de este blog han sido actualizados. Para leer este artículo por favor acceda a la siguiente dirección:

http://blog.duxtin.net/2007/05/24/burlando-al-poligrafo/

Mil gracias.

— El autor.